Cómo salvar la brecha digital?

“¿Ya estás otra vez conectado?”

“¿Quieres estudiar y dejar el móvil?”

“¡¡Como que te vas a conectar para hablar con tus amigos!! Si acabas de estar con ellos!!”

¿Te suenan estas frases verdad? Todos las hemos oído en alguna ocasión, a veces casi a diario. Nuestros padres no entienden nuestra manera de comunicarnos, no siempre están al día de las nuevas tecnologías ni del mundo de internet, por eso muchas veces no entienden nuestra manera de actuar. Estas diferencias “tecnológicas” que tenemos con los adultos se conocen como brecha digital. Os dejo tres consejos para tratar de reducirla y conseguir así que nuestros padres nos entiendan mejor y respeten nuestro uso y concepto de la red: 

1) Explicarles para qué utilizamos internet. Que vean el uso que hacemos de él, que se ha convertido en una herramienta indispensable para nosotros de la que no podemos prescindir y que es fundamental tanto para nuestra formación como para nuestras relaciones sociales. Si entienden lo que es internet, comprenden como lo utilizamos y ven como nos beneficia, tendrán menos prejuicios al mundo cibernético. 

2) Quitarles el miedo. Son muchas las noticias negativas que se escuchan de internet a lo largo del día. Es normal que nuestros padres se preocupen y tengan miedo de que nos pueda ocurrir cualquier mal por internet. Pero para quitarles estas preocupaciones estamos nosotros. Tenemos que enseñarles a utilizar la red. Decirles “vamos a sentarnos y a ver como funciona internet” Enseñarles los buscadores, las páginas más interesantes… Incluso enseñarles nuestro perfil en las redes sociales. Enseñarles nuestro perfil, la página principal, para que vean que no hacemos nada malo, que es una manera sana de comunicarse. Esto no quiere decir que tengamos que enseñarles todas nuestras fotos y mensajes, NO. Siemplemente para su tranquilidad y para que vean que no pasa nada, que no estamos escondiendo nuestros perfiles, se lo podemos enseñar, es una manera de normalizar el uso de las redes entre los padres.

3) Por último, la brecha se reduciría aún más con la confianza. No hay que abusar ni perder la confianza de nuestros padres. Haciendo un uso correcto de las redes y con sentido común, nuestros padres verán nuestra actitud respecto a internet adecuada y responsable, y entenderán mejor ciertas situaciones.

Si hablamos con ellos comprenderán que no perdemos el tiempo en internet, que lo invertimos; que no estamos enganchados, que simplemente hablamos con nuestros amigos; que los tiempos cambian y lo que ellos hacían antes cuando quedaban en la plazoleta, nosotros lo hacemos ahora en internet.

Comparte este enlace:

No related posts.

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.